La policía catalana descubrió un fraude mundial en internet por el "Black Friday"

Desde un servidor de Turquía se publicaron una gran cantidad de webs falsas que imitan perfectamente la apariencia de las oficiales ofreciendo descuentos de hasta el 90% en productos seleccionados de las marcas.

La policía catalana reveló la existencia de un fraude a escala global lanzado desde un servidor de Turquía que ofrece grandes descuentos por el "Black Friday" a través de campañas publicitarias falsas de grandes marcas comerciales de ropa, complemento y electrónica.

"Desde el servidor se han publicado una gran cantidad de webs falsas que imitan perfectamente la apariencia de las oficiales ofreciendo descuentos de hasta el 90% en productos seleccionados de las marcas", informaron los Mossos d'Esquadra (policía catalana) en un comunicado.

Según los investigadores, la intención de los autores de este fraude es doble. "Por un lado conseguir hacer cargos por las compras que las víctimas hagan los productos que nunca recibirán, y por otro conseguir sus datos bancarios para poder hacer compras, contratos y otros cargos bancarios", explican.

La campaña fue detectada inicialmente en Cataluña pero tiene escala mundial, advierte la policía catalana, que informó de los hechos a Interpol para coordinar la investigación con el resto de países que pueden verse afectados más allá de España.

Mientras avanzan las investigaciones, la policía catalana advierte a los ciudadanos para que tomen precauciones en los próximos días a la hora de hacer compras on-line.

Entre las recomendaciones se aconseja "desconfiar de ofertas que hagan descuentos muy exagerados" y contrastar ofertas, alertas y publicidad que lleguen por canales que no sean los de las marcas oficiales"

También que desconfíen de páginas webs con dominios extraños (no es habitual que las marcas comerciales utilicen dominios tipo .online o .org) aunque haya el "htpps", indican.

Asimismo, se sugiere "contrarrestar los descuentos directamente a la página oficial de la marca o sus redes sociales".

Por otro lado, la policía difunde un "anuncio tipo" que los estafadores insertaron en varias de sus webs falsas y publicidad para I-net, en varios idiomas y de diferentes marcas pero con un mismo diseño gráfico.