El Gobierno impulsa subastas entre empresas de gas para intentar bajar el precio

El objetivo es que haya más competencia en el proceso de formación de precios en el mercado interno.

El Gobierno presentó una propuesta para que las empresas de gas compitan entre sí en beneficio de los consumidores. Para eso, a partir de febrero, las distribuidoras deberán participar en las subastas que lanzará la Secretaría de Energía para la provisión no interrumpible del insumo.

En la secretaría que encabeza Gustavo Lopetegui -oficializado el martes en el cargo- piensan que "los productores y comercializadores de gas puedan presentar ofertas de venta en condición firme (no interrumpible) para distintos plazos, desde tres meses hasta tres años".

Las empresas deberán participar en los concursos de precios mediante subastas en la plataforma electrónica del Mercado Electrónico de Gas (MEG) SA. Lopetegui abrió el martes una consulta pública para que los actores puedan realizar observaciones hasta el 25 de enero.

El objetivo del Gobierno es que la implementación de subastas para la compra de gas natural en reemplazo del mecanismo de contratación bilateral permita una mayor "transparencia de la adjudicación de los recursos y la formación de precios que permite la modalidad abierta, electrónica y centralizada".

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa) utilizó un mecanismo similar en septiembre y diciembre del año pasado, en ocasión de los concursos de precios para el suministro de gas en condición interrumpible, en las que evidenció una reducción sensible de los precios que pagan las generadoras eléctricas.