Para aprobar el Presupuesto, el Gobierno acepta los cambios en Bienes Personales

La Casa Rosada aceptó acompañar el proyecto de Pichetto que tiene como eje central fijar en $18 millones el límite para inmuebles "casa habitación".

El Gobierno y Miguel Pichetto llegaron a un acuerdo para modificar el proyecto sobre Bienes Personales que votó la Cámara de Diputados.

La Casa Rosada aceptó acompañar el proyecto que presentó Pichetto en el Senado y que tiene como eje central fijar en $18 millones el límite para que queden gravados con el tributo los inmuebles que estén clasificados como "casa habitación"

"Nosotros acompañamos los cambios pero dependerá del acuerdo que haga Pichetto con los gobernadores porque parte de ese impuesto es para compensar el esfuerzo fiscal que están haciendo las provincias", señalaron desde el Gobierno.

Este acuerdo permite destrabar uno de los principales problemas en la votación del Presupuesto 2019. Pichetto se había reunido el martes con los gobernadores de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; Formosa, Gildo Insfran; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; Catamarca, Lucía Corpacci; Chubut, Mariano Arcioni; La Rioja, Sergio Casas; el vice de Chaco, Daniel Capitanich y el de Tucumán, Osvaldo Jaldo.

El tema allí era discutir la propuesta de modificar Bienes Personales, pero algunos gobernadores aprovecharon para colar un reclamo que ya estaba cerrado: la vuelta del Fondo Sojero a las provincias, caja que fue derogada para el 2019 y con un acuerdo de compensación de $4100 millones ya firmada con las provincias.

A pesar de eso algunos gobernadores, como Bertone cuya provincia ni siquiera tiene soja (obviamente) y no cobra de ese fondo, metieron presión de nuevo reclamando cobrar en el 2019 pero tanto Pichetto como el peronismo del Senado le bajaron al tono a ese reclamo por imposible. Al final, todo parecía quedar en una operación de apriete al Gobierno. Inclusive algún gobernador, como Domingo Peppo, se enojó con su vice por haber metido a la provincia de nuevo en esa discusión sobre la soja cuando la reunión había sido convocada para otro tema.

El jefe del PJ en el Senado ratificó entonces: "Vamos a hacer un esfuerzo para votarlo. Es un Presupuesto de ajuste. Pero el peor escenario es no tenerlo y que el Gobierno reconduzca el de 2018".