Sancionan a tres hijastros de Maduro y a un empresario colombiano por maniobras con alimentos

La medida también alcanza a otras siete personas, entre ellas un empresario colombiano y es por presunta responsabilidad en supuestas irregularidades en el reparto de comida y transacciones con oro.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dispuso hoy sanciones contra tres hijos de la esposa del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y contra otras siete personas, entre ellas un empresario colombiano, por su presunta responsabilidad en supuestas irregularidades en el reparto de comida y transacciones con oro.

Los incluidos en la nómina del Tesoro son Walter, Yoswal y Yosser Gavidia Flores, hijos de Cilia Flores, la esposa de Maduro, y la mujer de Yosser, Mariana Andre Staudinger, así como los colombianos Alex Nain Saab y Álvaro Enrique Pulido y sus hijos Shadi Nain e Isham Alí Saab y Emmanuel Enrique Rubio, además del ex ministro y ex gobernador José Gregorio Vielma Mora.

"Los individuos designados hoy son responsables como cómplices o por estar directa e indirectamente implicados en una serie de transacciones que implican prácticas engañosas y corruptas y en los programas o proyectos del Gobierno de Venezuela y por operar en el sector del oro", explicó el Tesoro.

El Departamento que dirige Steven Mnuchin señaló a Saab como el cerebro de "una vasta red de corrupción que ha permitido al ex presidente Nicolás Maduro y a su régimen obtener un significativo beneficio de las importaciones de comida y su distribución en Venezuela".

Las decisiones apuntan especialmente a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), un programa gubernamental por el que se entrega comida a las familias más vulnerables y que, según ha denunciado el Tesoro, Maduro utilizó "como una forma de control social, para premiar a sus simpatizantes y castigar a sus oponentes".

Saab habría entrado en contacto con el Gobierno de Maduro a través de los tres hijos de Flores, conocidos como “Los Chamos”, hasta conseguir importantes contratos para la construcción de viviendas, la importación y la distribución de alimentos e incluso la venta de oro.

"Saab se implicó con las personas cercanas a Maduro en una red de corrupción a gran escala que usaron despiadadamente para explotar a la hambrienta población de Venezuela", denunció el secretario del Tesoro en un comunicado.

Además de a estas diez personas, Estados Unidos sancionó a 13 empresas que conformarían "el sofisticado esquema de corrupción".

Los sancionados ahora tendrán congelados todos los activos o bienes inmuebles que puedan tener en EEUU y, además, se les prohíbe hacer transacciones financieras con cualquier ciudadano estadounidense.

EE.UU. sospecha que Saab está "escondido" en Venezuela, aunque la Interpol ya emitió contra él una "circular azul", destinada a localizarlo, identificarlo y obtener información sobre esa persona para una investigación criminal.

Según la administración Maduro, el programa Clap ayuda a más de seis millones de personas, pero la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría antichavista, asegura que ese plan generó millonarias pérdidas patrimoniales por sobrecostos y corrupción.