El Gobierno designó a Mariano Llorens como juez de la Cámara Federal

Integrará la Sala I del tribunal, que había quedado casi acéfala tras las salidas de Ballestero y Farah, que excarcelaron a Cristóbal López

El Gobierno oficializó la designación de Mariano Llorens en un un tribunal clave en la investigación de los casos de corrupción. Se trata de la Sala I de la Cámara Federal, que había quedado casi desmantelada tras las salidas de Jorge Ballestero y Eduardo Farah (subrogante en el tribunal), tras el escándalo por la excarcelación del empresario K Cristóbal López.

La designación se oficializó a través del decreto 514/2018, que se publicó en el Boletín Oficial con la firma del presidente Mauricio Macri y del ministro de Justicia Germán Garavano. El Gobierno había propuesto a Llorens en febrero pasado para ocupar el cargo, en un concurso que estaba abierto desde hace diez años. El nuevo camarista ocupará el tribunal junto a Leopoldo Bruglia.

En el concurso 212, que estaba abierto desde 2008, el Consejo de la Magistratura le propuso tres candidatos a Macri: Llorens, Julio Báez y Domingo Montanaro, a lo que sumó en una lista complementaria al juez en lo penal económico Javier López Biscayart. Finalmente el Ejecutivo eligió a Llorens, que es secretario del Tribunal Oral en lo Criminal 26 de la Capital Federal, fue empleado del juzgado federal de San Isidro y cuyo pliego fue aprobado por el Senado.

La sala I había quedado con un solo integrante (Bruglia) después de la renuncia de Ballestero y del traslado de Farah, que era subrogante, a otro tribunal. La salida de estos dos últimos jueces se produjo tras el escándalo por la liberación y alivio judicial de López, que luego fue arrestado nuevamente por orden de la Cámara Federal de Casación Penal, el máximo tribunal penal del país.