¿Qué perdería Reino Unido si Escocia se independizara?

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, volvió a acaparar la atención de la prensa mundial al anunciar que quiere convocar un referendo sobre la independencia de Escocia de Reino Unido para finales de 2018 o principios de 2019.

"La semana entrante buscaré la aprobación en el Parlamento escocés para abrir las discusiones con el gobierno británico que le permitan a nuestro Parlamento legislar sobre un referendo de independencia", dijo Sturgeon en una rueda de prensa.

En agosto de 2014, se realizó en Escocia un referendo similar en el que triunfó la opción del "No", por lo que el territorio continuó siendo parte de Reino Unido.

Sin embargo, tras el triunfo en el referendo de junio de 2016 de la opción partidaria de la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), lo que se conoce como Brexit, Sturgeon afirmó que un segundo referendo de independencia era probable, ya que los escoceses habían votado mayoritariamente a favor de permanecer en el bloque comunitario.

Se ha confirmado su intención de celebrar esa consulta que abriría la puerta a que Escocia se convierta en un país independiente, el mismo día en el que el Parlamento británico dio luz verde a la primera ministra Theresa May para que inicie el proceso de salida de su país de la UE.

Pero, ¿qué significaría para Reino Unido perder a Escocia?

Territorio

Uno de los cambios más radicales que sufriría Reino Unido si Escocia se independiza sería el tamaño de su territorio y el de su población.

Actualmente, Escocia tiene una extensión de 80.077 km², lo que representa un 32% del territorio británico, que tiene 243.610 km².

Así que un territorio bastante poblado como es el de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, podría convertirse en uno muy densamente poblado de salir Escocia de la unión, de acuerdo con las estadísticas.

Economía

Escocia aporta cerca de US$155.000 millones (7,7%) en bienes y servicios al Índice de Valor Agregado (GVA, por sus siglas en inglés), que es la medida utilizada por la Oficina Nacional Estadísticas de Reino Unido para medir la producción económica del país.

El GVA de Reino Unido, de acuerdo al último reporte de 2015, es de US$2,02 billones.

En tanto, el valor de las exportaciones de Escocia al resto del mundo representó unos US$35.000 millones en 2015, lo que significó un 8% del total de US$436.000 millones que representaron las exportaciones de Reino Unido ese año.

Política

Desde 2005, Escocia tiene 59 escaños en el Parlamento de Westminster y estos puestos podrían desaparecer si la nación del norte sale del Reino Unido y, por ende, de su sistema de gobierno.

Sin embargo, no tendría muchas implicaciones en cuanto a las mayorías parlamentarias o las posiciones de los dos grandes partidos británicos -conservador y laborista- debido a que 56 de los 59 escaños escoceses pertenecen a una sola formación, el Partido Nacional de Escocia, que lidera la propia Sturgeon.

En un universo paralelo, sin Escocia la Cámara de los Comunes (cámara baja) sería un parlamento de 591 escaños, donde valdría tener la mitad más uno de los escaños para poder gobernar sin necesidad de una coalición.

Por ejemplo, en las elecciones generales de 2010, el Partido Conservador liderado por David Cameron obtuvo 307 escaños y debió formar una alianza con el Partido Liberal Demócrata para llegar el poder. Si no hubieran existido los escaños escoceses, no habría necesitado de una coalición sino que hubiera llegado al poder de manera directa.

Expectativa de vida

Otro de los aspectos que modificaría una posible salida de Escocia de Reino Unido serían las estadísticas sobre la expectativa de vida de los habitantes de la nación europea.

Este cambio permitiría mejorar los números globales de los británicos: de acuerdo con la Oficina Nacional de Estadística, Escocia es el país con la menor expectativa de vida dentro de la unión.

Las cifras de la Unión Europea de 2014 muestran que en Reino Unido la expectativa de vida es de 79,5 años para los hombres y 83,2 para las mujeres.

Pero si Escocia no figurara en los cálculos, esa cifra subiría un poco: los hombres tendrían un aumento de 4,8 meses en expectativa de vida y las mujeres uno de 3,6 meses.