Mauricio Macri recibió ahora a diputadas que se opusieron al proyecto del aborto y ratificó su posición en contra de la ley

El jefe de Estado había recibido el pasado viernes en Olivos a Silvia Lospennato, la legisladora oficialista que se manifestó a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

Mauricio Macri ahora mandó un gesto hacia el otro bando. Consciente de la tensión interna por el debate en el Senado en torno al proyecto de despenalización del aborto, el Presidente recibió esta mañana a tres diputadas que se habían opuesto con firmeza a la media sanción en la Cámara baja.

Antes del mediodía, el jefe de Estado se reunió en su despacho con Carmen Polledo, del PRO; Marcela Campagnoli, de la Coalición Cívica, y Gabriela Burgos, de la UCR, tres de las diputadas que batallaron en contra del proyecto que hace un par de semanas recibió el visto bueno de Diputados por 129 votos a favor contra 125.

"Fue una reunión muy positiva, donde intercambiamos ideas de este tema en el marco de una votación muy ajustada. El Presidente ratificó su posición en defensa de las dos vidas pero ratificó la libertad de acción", le aseguró Polledo a Infobae tras la reunión en el despacho presidencial, que duró media hora.

"Nos tocó perder", les dijo el jefe de Estado, según reconstruyó este medio. Y pidió "trabajar para reparar las heridas" que dejó la discusión en el interbloque.

Las tres legisladoras habían sido convocadas. El encuentro no estuvo en la agenda oficial y tampoco se distribuyeron imágenes ni comunicado.


Igual que en la reunión del viernes por la tarde en Olivos, en la que Macri recibió a Silvia Lospennato, una de las diputadas de Cambiemos que militaron activamente a favor del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Desde la media sanción de Diputados, el oficialismo quedó atravesado por heridas internas. La visita de Lospennato de la semana pasada había sido interpretada por un sector de Cambiemos como un gesto de Macri al proyecto en debate.

Ahora, la Casa Rosada buscó equilibrar la balanza con el cónclave de esta mañana, cinco días después de que la vicepresidente, Gabriela Michetti, girara a cuatro comisiones el texto de Diputados y recibiera en ese sentido críticas "dilatorias" de parte del PJ, del Frente para la Victoria e incluso de dirigentes del propio oficialismo.