Inició la Cámara alta el debate por la legalización del aborto

Hubo una cantidad equilibrada de oradores a favor y en contra del proyecto. El plenario de comisiones continúa este miércoles a las 10.

El debate por la legalización del aborto comenzó en el Senado con un plenario de comisiones que oyó a una veintena de expositores. Hablaron abogados, médicos, politólogos, sociólogos, feministas, un sacerdote y un rabino. Algunos lo hicieron a título personal y otros en representación de instituciones como la Fundación Huésped o la Academia Nacional de Medicina.­

También intervinieron senadores de posición pública a favor o en contra de la legalización. La oficialista Silvia Elías de Pérez contraria a la iniciativa con sanción de Diputados, destacó, por ejemplo, que dos expositores favorables a la despenalización, los representantes de la Fundación Huésped y de Cedes recibían financiamiento de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF por su sigla en inglés), organización de salud sexual y reproductiva a escala global favorable al aborto.­

Hubo una cantidad equilibrada de testimonios en apoyo y en rechazo de la legalización y se repitieron los argumentos ya expuestos en la Cámara baja sobre la cantidad de abortos ilegales, costos para la salud pública, momento en que el embrión se convierte en una persona, autonomía de la voluntad de las mujeres, imperio del patriarcado, etcétera.­

La primera expositora fue la dirigente kirchnerista María "Pimpi" Colombo, que se manifestó a favor de la despenalización, pero negó que el de abortar sea un derecho de las mujeres. Fue menos ambigua, en cambio, al calificar al gobierno de "hipócrita" y acusarlo "de proponer la ley para dividirnos".­

En el otro extremo del análisis, el de la provisión de datos duros, la socióloga María Elena Critto cuantificó el peso del aborto como causa de muerte de mujeres. Explicó que en 2016 las muertes por embarazos terminados en aborto representaron el 0,1% del fallecimiento de mujeres. Calificó las estadísticas argentinas disponibles de completas y confiables. Señaló que en el mismo período hubo 245 muertes maternas, esto es, ocurridas durante el embarazo, el parto o el puerperio. Las tres primeras causas de las muertes maternas fueron las infecciones, la hipertensión y las hemorragias. Las causadas por abortos fueron 43 de las cuales 30 podrían ser atribuidas a abortos clandestinos. Opinó que la herramienta más apta para reducir la mortalidad materna es la educación, antes que la legalización del aborto. Fue interpelada por los senadores Alfredo Luenzo, María Inés Pilatti y Nancy González.­

En contra de la legalización estuvieron el rabino Fernando Szlajen, el abogado Manuel García y el médico Fernando Secin. Este último comparó el aborto con la desaparición forzada de personas, lo que produjo la reacción del senador Miguel Pichetto que pidió prudencia en el uso de las palabras.­

A favor de la legalización hablaron Leandro Cahn, Martha Rosenberg y Patricia Rosenberg, que aseguró que hubo 3030 mujeres muertas por abortos clandestinos desde 1983. También se manifestaron a favor del proyecto de Diputados Danilla Yozzi, martín Farell, marcelo Alegre, Mariana Romero y Belén Spinetta.­

En contra lo hicieron Hernán Munilla Lacasa, Matías Jurado (sacerdote), Inés Franck, María Gelli, María Critto y Eduardo Young.