Con el dólar en el piso de la banda, esperan que el Banco Central salga a comprar y baje la tasa

La divisa tocó los $ 37,28 en el mercado mayorista pero casi automáticamente rebotó al alza. Fue la sexta baja consecutiva. La autoridad monetaria no intervino. El mercado cree que la escasa demanda y la oferta del sector financiero y cerealero mantendrán el billete débil.

Y un día el dólar tocó el piso de la zona de no intervención. Fue apenas pasadas las 14.20 del lunes y automáticamente el precio rebotó. Para la fecha, el Banco Central (BCRA) había fijado que el billete debía moverse entre una banda inferior de $ 37,284 y la banda superior en los $ 48,24.

El sistema para que el dólar flote libremente sin intervención oficial entre un piso y un techo debutó el primero de octubre pasado de la mano del entonces flamante presidente del Central, Guido Sandleris. Por entonces, los analistas pronosticaron que el billete perforaría el techo, algo que nunca sucedió y la tendencia se dio en la dirección inversa.

Pese a que la entidad puede decidir intervenir comprando dólares en una situación como la de hoy no lo hizo.

El dólar mayorista llegó a tocar los $ 37,45 por la mañana pero cerró a $ 37,305 lo que representa una baja de 6,5 centavos respecto al cierre del viernes y apenas 2,5 centavos por encima del piso de la banda que para mañana se coloca en los $ 37,30.

En el mercado minorista, el billete operó sin cambios en las pantallas del Banco Nacion (BNA) a $ 38,30.

El dólar blue se movía en los $ 40.

El volumen operado en el segmento de contado fue mayor al de las primeras ruedas del año al alcanzar los u$s 621,984 millones, mientras que futuros MAE se movieron u$s 48 millones.

"Siguieron ingresando fondos de inversionistas locales y extranjeros, además de un poco de ofrecimientos de exportadores cerealeros liquidando. Es por eso que subió el volumen operado en 27% respecto del viernes", detalló Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios.

El BCRA subastó Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo por $ 193.244 millones, en un día con vencimientos por $ 176.006 millones, a una tasa promedio de corte del 58.964%, muy por debajo del 59,287% del pasado viernes.

En el mercado creen que, como viene ocurriendo en las últimas semana, habrá poca demanda y la oferta del sector financiero y cerealero alcanzaría para mantener débil al tipo de cambio.

¿Hora de bajar la tasa?

En diálogo con El Cronista, Gustavo Quintana de PR Cambios que tal como pasó en las últimas ruedas "no hay presión sobre el mercado" y persiste "un problema de pesos" lo que hace que el precio del billete mantenga a la baja.

"El tema es el apretón monetario, si lo mantienen será difícil que el mercado reaccione mucho", analizó.

El economista Gustavo Caamaño de Consultora Ledesma atribuyó la baja que muestra el billete a que "está estabilizándose las expectivas".

"Ya veníamos estabilizando pero en diciembre el contexto externo había sido muy malo. Desde que arranco el año el contexto externo empezó a acompañar. Ahora veremos cuando el BCRA empieza a intervenir", señaló.

En este sentido consideró que "lo más prudente sería que espere a ver que pasa mañana y cuando eso pase, la tasa debería acelerar la baja".

Fernando Camusso de Rafaela Capital opinó que el "efecto Bolsonaro también se traslada al peso y por lo tanto no hay condiciones ni contexto para que la presión se traslade al peso".

"La pregunta sigue siendo si el Central va a intervenir y si será un intervención esterilizada o no, en la que se liberen un poco más de pesos a la calle y eso genere una baja de tasas", dijo y remarcó "las condiciones se empiezan a dar para que ocurra una baja de tasas".

Y agregó: "Se supone que una intervención no esterilizada es de alguna manera un crecimiento real de dinero en la calle que puede mejorar un poco, aunque de forma incipiente el nivel de actividad, mientras que si se secan pesos de la calle se combate la inflación pero se genera una recesión persistente".