A los 92 años, murió el presidente de Túnez

Fue el primer líder elegido democráticamente en el país del norte de África. Según la Constitución del país, el titular del Parlamento asumirá la presidencia durante entre 45 y 90 días, hasta que se organicen nuevas elecciones.

El presidente de Túnez, Beyi Caid Essebsi, el primer líder elegido democráticamente en el país del norte de África, actualmente sumido en una grave crisis política, murió hoy a los 92 años, se informó oficialmente.

Essebsi falleció en un hospital militar de la capital tunecina, al que había ingresado anoche tras sufrir la tercera internación en las últimas semanas a raíz de una enfermedad que las autoridades no precisaron.

Según la Constitución del país, el titular del Parlamento asumirá la presidencia durante entre 45 y 90 días, hasta que se organicen nuevas elecciones.

En junio, Essebsi pasó una semana hospitalizado tras ser ingresado "en estado grave". Desde su alta médica, el pasado 1 de julio, solo había aparecido en público en dos ocasiones, consignaron medios locales y la agencia de noticias Europa Press.

Essebsi llegó al cargo en 2014 y ya había anunciado que no se presentaría a la reelección en los comicios de noviembre, precisamente por los problemas de salud que arrastraba señalando que el liderazgo del país tendría que recaer en alguien más joven.

Fue ungido mandatario tras el levantamiento popular de la Primavera Árabe, también llamada la Revolución de los Jazmines, que terminó causando la caída del régimen autocrático de Zine el Abidine ben Alí.

Se le atribuye a Essebsi un papel destacado en la también denominada Infitada de Sidi Bouzid en su rol de dirigente del partido laico Nida Tounes, que dejó 66 muertos entre el 18 de enero de 2010 y el 14 de enero de 2011.

El origen de la revuelta se remonta al 17 de diciembre de 2010, cuando el joven universitario y vendedor ambulante Mohamed Bouazizi se quemó a lo bonzo después de que la policía le confiscara su puesto callejero de venta de frutas.

Por entonces, Ben Alí era duramente cuestionado por haber impulsado una salvaje represión política, al tiempo que recibió fuertes acusaciones de corrupción.

A los pocos días, se produjo una masiva resistencia civil, protagonizada mayoritariamente por jóvenes, que incluyó una larga huelga general que terminó desgastando al gobierno.