Dólar mayorista subió y el Central pagó por segundo día menos tasa por Leliq

La divisa sumó 13 centavos en el MULC, aunque había llegado a avanzar más de 30.

El dólar mayorista recortó la suba de 30 centavos que había marcado esta mañana y rompió con una racha de tres ruedas en baja. La divisa cerró 13 centavos arriba a 37,25 pesos, luego de tocar un piso de $ 37,15 y un techo de $ 37,45.

Algunos operadores habían atribuido la baja a intervenciones puntuales del Banco Central (BCRA) en los plazos cortos del mercado de futuros. Sin embargo, el Banco Central aclaró que hoy no operó. Otros operadores atribuyeron todo a "carry privado".

En el mercado minorista, la divisa cerró sin cambios en las pantallas del Banco Nación (BNA), donde se mantuvo en los $ 38, luego de alcanzar los $ 38,30 por la mañana. En el promedio entre bancos que realiza el Central, el precio del billete quedó un centavo abajo a $ 38,17.

El dólar blue se colocó en los $ 38. El volumen negociado en el segmento contado fue de u$s 502,321 millones, mientras que en futuros MAE se movieron u$s 5 millones.

Otra baja de tasas

Por segunda rueda seguida el Banco Central pagó menos por la tasa de Leliq. La autoridad monetaria adjudicó $ 107.774 millones de los $ 109.000 que vencían a una tasa promedio de corte del 72,409%, contra el 72,60% de ayer y una tasa máxima adjudicada de 73,988%, respecto al 73,99% de ayer.

Ayer la baja que mostró el dólar en el plano local le permitió al BCRA bajar por primera vez desde el debut del "Plan Sandleris" la tasa de Leliq, que son las de referencia para el mercado. El lunes, la tasa había mostrado una desaceleración lo que para algunos hombres de mercado era una señal de que la plaza seca de pesos comenzaba a darle un techo.

En el exterior el clima no ayudó. "Hoy estuvo complicado la verdad. Devaluó Brasil, emergentes cayeron, Estados Unidos se puso feo y su tasa a 10 años no aflojó", explicó un analista.

Los números rojos en Wall Street fueron atribuídos a la desconfianza de los inversionistas luego de que la Reserva Federal subió hasta siete veces seguidas, lo que eleva el costo de los préstamos y el índice de la inflación (2,8 % interanual).

"Sinceramente el mercado no me gusta, la tasa de 10 años de Estados Unidos no afloja y eso nos pega", explicó Leonardo Svirsky de Bull Market Brokers.