Fracasó la reunión entre Trump y la oposición para reabrir el Gobierno

El presidente estadounidense, Donald Trump, se reunió en la Casa Blanca con los dos máximos líderes de la oposición demócrata del Congreso para intentar llegar a un acuerdo y financiar nuevamente el gobierno federal, pero, según tuiteó más tarde, fue "una pérdida total de tiempo".

"Acabo de salir de la reunión con Chuck y Nancy, una pérdida total de tiempo", escribió el mandatario en referencia a la presidenta de la cámara baja, Nancy Pelosi, y el jefe de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer, en el día número 18 del cierre del gobierno.

"Pregunté ¿qué va a ocurrir en 30 días si rápidamente desbloqueo la situación, van a aprobar la Seguridad Fronteriza que incluye un muro o barrera de acero? Nancy dijo, NO. Dije ¡chau, nada más funciona!", agregó el mandatario, en el que reiteró su pedido de 5.700 millones de dólares para expandir el muro a lo largo de toda la frontera con México.

Minutos después, los dos líderes demócratas salieron de la sede presidencial y contaron a la prensa su propia versión de la reunión.

"Hace frío acá y la temperatura no era mucho más cálida adentro. Igual nuestra reunión no duró mucho", arrancó Pelosi, ganándose las risas de los periodistas que esperaban en medio del gélido invierno de Washington.

"Es tan triste que en sólo unas horas o unos días, muchos empleados federales no recibirán su salarios y eso en sus vidas es trágico porque significa no poder pagar sus créditos, la hipoteca, el auto, el alquiler, la matrícula de sus hijos y todo lo demás", continuó la dirigente opositora.

"El presidente parece ser insensible a eso. -concluyó Pelosi, según transmitió la cadena de noticias ABC- Él cree que quizás le pueden pedir a sus padres más dinero. Pero no pueden".

El 22 de diciembre pasado venció el plazo para que el Congreso apruebe una nueva ley de presupuesto y el gobierno federal se quedó sin fondos y tuvo que cerrar sus departamentos y agencias no esenciales.

En total, 800.000 de los 2,1 millones de empleados públicos federales quedaron sin sueldo. Según un informe de la Comisión de Presupuesto del Senado, cerca de la mitad tienen que seguir yendo a trabajar de todas maneras, mientras que el resto fue licenciado hasta que el Congreso apruebe nuevos fondos.

Entre los que deben seguir yendo a trabajar sin cobrar, se destacan 41.000 miembros de las fuerzas de seguridad, cerca del 88% de los empleados del Departamento de Seguridad Interior y más de 5.000 bomberos.

Entre los que fueron licenciados, en cambio, se destacan más del 85% de los empleados del Departamento de Comercio, el 96% de la planta de la NASA, unos 52.000 trabajadores del Servicio de Impuestos Internos y el 95% de la cartera de Desarrollo Urbano y de Vivienda.

Además, la mayoría de los parques nacionales, varios museos públicos y cortes dedicadas específicamente a temas migratorios fueron cerrados.

El cruce de hoy con la Casa Blanca de fondo fue apenas una repetición de la retórica que mostró el presidente Trump en su discurso a la nación de anoche y de la respuesta oficial de Pelosi y Schumer desde el Congreso.